Barbie espía

Barbie “cotilla”: La Barbie que “escucha” a tus hijos

Barbie espía
¿La nueva Barbie “cotilla”?

      Y sin embargo, no es tan diferente a lo que ya existía. Lo fundamental, en este caso, no es que se utilice a los menores para obtener un estudio comercial que a la larga servirá para someternos a un bombardeo publicitario: eso ya existía, cuando bajo el paraguas del experimento social (utilizado también para grandes obras de la literatura universal como Gran Hermano) los departamentos de marketing tomaban minuciosa nota de cada reacción de los menores ante cada estímulo que les presentaban, sin que la escena se diferenciara mucho del perro de Pavlov.

         Tampoco es que la actualidad sea muy diferente: las redes sociales son coladeros por donde se pierde el control de cualquier foto o comentario que se realice, sin que la mayoría tengamos demasiada cautela a la hora de verificar (si se puede) el destino final de los mismos: no perdemos un solo minuto de tiempo en leer páginas y páginas de condiciones legales al aceptar el servicio, y aunque nos avisen, tampoco haremos mucho caso.  Y a ellas están enganchad@s los menores desde edades muy tempranas.

Una Barbie curiosa

         La Barbie reúne lo peor de lo peor: a los estereotipos sexistas con los que siempre se la ha relacionado, se une ahora la posibilidad de que graben las conversaciones de los menores, en aras de mejorar la comunicación de futuros productos… y también expectativas de ventas. Conversaciones que se grabarán y transmitirán al fabricante, quien las almacenará y empleará como una herramienta de marketing más.

         Asegura el fabricante, que la muñeca Barbie reúne todas las medidas de seguridad electrónicas exigidas por el gobierno de USA, aunque eso tampoco suponga una garantía (que le pregunten a Snowden): el investigador de software Matt Jakubowsky afirma ya haber hackeado el sistema de seguridad de la muñeca y haber tomado pleno control de ella, dejando en el aire la posibilidad que otros hackers, en este caso black-hat hayan realizado ya la misma acción, con finalidades diferentes.

      Dependemos de la tecnología, es cierto. Ha cambiado, y cambiará, nuestra percepción de la realidad, nuestra forma de hacer negocios, de relacionarnos. Para bien y para mal, la distancia entre Shangai y Madrid, entre Sao Paulo y Helsinki es hoy en día un click de ratón. Pero como dijo Franklin D. Roosvelt al pueblo americano, durante su discurso del 11 de abril de 1945 (y posteriormente, el tío Ben le dijo a Spiderman): “great power involves great responsability” (un gran poder conlleva una gran responsabilidad). Y esa responsabilidad es nuestra, de los padres. Quizás fuera necesario pensar que necesidad hay de meter una Barbie con un micrófono fuera de nuestro control en la habitación de nuestros menores, y si no resultaría más razonable enseñarles a jugar con un palo y una peonza.

Salas y Angelucho: dos lecturas imprescindibles

Antonio Salas: "Los hombres que susurran a las máquinas"
Los hombres que susurran a las máquinas

   Al hilo de este último comentario, no quisiéramos finalizar este post sin recomendar dos autores que se nos antojan imprescindibles para aquellos padres que rondando los cuarenta, andan perdidos entre la generación analógica y digital: Los hombres que susurran a las máquinas” es la quinta obra del periodista Antonio Salas, conocido por sus infiltraciones. En esta ocasión, y con un notable cambio de registro, nos traslada al otro lado de la pantalla del ordenador, allí donde decenas de peligros navegan buscando una ranura entre antivirus caducados y wifis sin contraseña. Y al final, la acaban encontrando.

Último libro de Angelucho
Atención mamás y papás

     Si la obra de Salas se alimenta del periodismo más puro, diferente es el segundo de los casos. Angel Pablo Avilés, más conocido como “Angelucho”, es integrante del Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil, y divulgador “internauta, que no informático”, como el mismo afirma. Sea cual sea la definición, Angelucho realiza una magnifica obra de divulgación de seguridad informática tanto en sus libros como en su blog, y lo más importante, una divulgación apta y comprensible para todos los públicos. A modo de resumen, el título de su segundo libro: “Atención papás y mamás”. Imposible ser más gráfico, descriptivo y alcance de todos. A ambos, Antonio y Angelucho, nuestros mejores deseos y nuestros agradecimiento.

You must be logged in to post a comment.