Juan Pujol, Garbo: El astuto catalán que cambió el curso de la historia… y dió nombre a una agencia de detectives.

      La envejecida puerta de madera que les   separaba del interior del comercio era la única  frontera que después de cuarenta años Nigel y Desmond no habían podido cruzar. Permanecieron de pie, en silencio, durante unos segundos, conscientes de que la obsesión que a ambos les había mantenido ocupados durante buena parte de sus vidas había tomado forma…
Llame ahora: