Custodia de menores

Custodia de menores, un servicio cada día más solicitado en los despachos de detectives privados.

El informe del detective privado resulta fundamental para el control de las medias provisionales.
El informe del detective privado resulta fundamental para el control de las medias provisionales.

      Afirmar que son muchas las ocasiones en que un cliente accede a un despacho de detectives por recomendación de su abogado no constituye una gran noticia en sí misma, ya que tal y como detallábamos en una anterior entrada de este blog, los profesionales del derecho constituyen en muchas ocasiones el primer paso hacia nuestra consulta. Sí que resulta más desconocida la labor del detective privado en los procesos judiciales destinados a establecer las medidas de guarda y custodia de menores, cuando no es posible el acuerdo entre las partes.

Los hijos, grandes perjudicados.

     divorcio hijos (1)Todo el proceso judicial está destinado a defender los intereses del menor.Es innegable que el concepto clásico de familia ha cambiado radicalmente desde la legalización del divorcio en España, en 1981: Solo en el pasado 2014 se produjeron casi 150000 divorcios, de los cuales una tercera parte, alrededor de 50000, necesitaron del proceso judicial para determinar las condiciones de la separación. Una buena parte de esas 50000 parejas precisaría de la mediación de los tribunales para la determinación de las medidas de custodia de menores, pero además deben incluirse en este grupo aquellas parejas (de cada día más numerosas) que sin formar matrimonio tienen hijos en común. Muchas de esas parejas acaban en primer lugar delante de un abogado, y posteriormente (y sin saber muy bien que es lo que van a encontrar) delante de un detective privado.

       ¿Cómo puede un detective privado ayudar en el establecimiento de medidas de guarda y custodia de menores?

       La respuesta es tan sencilla que los propios clientes se sorprenden al escucharla. Habitualmente, los tribunales establecen una serie de condiciones temporales a la hora de fijar las condiciones de guarda y custodia a la espera de sentencia definitiva, siempre teniendo en cuenta como objetivo primordial el bienestar de los menores. Pero no siempre estas condiciones se cumplen, y es entonces cuando el detective privado a través de un informe oficial puede acreditar ante el tribunal el (in)cumplimiento de las obligaciones por parte de los tutores y el bienestar de los menores. Esta prueba, en muchas ocasiones, puede resultar decisiva al demostrar ante el juez el no cumplimiento de sus indicaciones o en casos más graves,  la existencia de alguna circunstancia dañina para con el menor.

You must be logged in to post a comment.